Seguro que has visto miles de vídeos de celebrities y bloggers aplicándose múltiples tonos de maquillaje en el rostro y dejándose la cara como un cuadro de Dalí. Pero finalmente, por arte de magia, el resultado acaba siendo espectacular. Y luego en tu mente aparece la gran pregunta: ¿qué debo hacer para conseguir un rostro de cine como el suyo? Tranquila, aquí te damos las respuestas.

¿Qué entendemos por esculpir un rostro?

Se trata de dar volumen al rostro y potenciar aquellas zonas de la cara que más te gusten y disimular aquellas que queremos que pasen desapercibidas. Con estos trucos de asesoramiento de imagen se busca dar un aspecto mucho más homogéneo al rostro.

Por naturaleza, nunca tenemos las 2 partes del rostro iguales, no somos simétricos. Hay personas que tienen esta diferencia más pronunciada que otras. Una buena manera de disimular estas descompensaciones puede ser esculpiendo el rostro con maquillaje. De este modo puedes dar la forma adecuada a las facciones y conseguir homogeneizarlas.

contouring Jorge de la Garza

Descubre la técnica que ha revolucionado el mundo del maquillaje: Contouring

La forma más usada para la realización de este truco de belleza es contorneando el rostro con la ayuda de las bases de maquillaje, tanto oscuras como claras. Los tonos oscuros siempre servirán para hundir y disimular, mientras que los claros serán para resaltar y potenciar las facciones que queramos remarcar. Mediante un juego de luces y sombras remarcaremos las partes del rostro que queramos destacar.

Pack Contouring Jorge de la Garza

Imprescindible para un buen Contouring

Para ayudarnos tenemos el pack contouring que Jorge de la Garza ha sacado en edición limitada y que contiene maquillaje claro y oscuro y el pincel perfecto para aplicarlo.

Contouring según la forma del rostro

Forma ovalada

Si tu rostro es aproximadamente 1/3 más largo que ancho y no existen esquinas demasiado pronunciadas. Esta forma facial es la más común y puede maquillarse suavizando o marcando los contornos y acentuándolos o atenuándolos ópticamente.

Lo que debemos hacer es definir la línea natural de los huesos de los pómulos, sin hacer un efecto dramático. Aplica color desde el centro de tu oreja en diagonal hacia la esquina de tu boca.

Forma redonda

Si el ancho y largo de tu rostro son similares y no tienes esquinas pronunciadas. Esta forma es muy juvenil y femenina, por lo que debes concentrarte en difuminar muy bien para no recargarte demasiado. Esta forma facial debe maquillarse marcando los contornos. Se trata de darle mucha más forma potenciando las facciones más remarcadas.

Aplica el color en las orillas exteriores creando una zona diagonal y lleva el tono sobre esta zona.

Forma triangular

Si la línea de tu cabello es angosta y a partir de la parte más baja de tus orejas se forma una diagonal hacia tu barbilla, simulando un triángulo invertido. Debe maquillarse atenuando

Forma cuadrada

Si el largo de tu cara es mayor que el ancho y tu barbilla y frente no terminan en punta. Este rostro se caracteriza por una quijada recta y marcada.

Esta forma se puede maquillar suavizando o marcando los contornos y atenuándolos o acentuándolos ópticamente. Se aconseja sombrear la zona del nacimiento del cabello hacia abajo y moldear la zona de las mejillas marcando los contornos. Debemos crear algunas curvas en el rostro, por lo que se necesita concentrar el color en las orillas, cuidando que las líneas no sean completamente rectas.

Fuente: Revista Vida Estética, Febrero 2016